Un respiro esperanzador

Por Hernán Imhoff

Las recientes medidas implementadas por el Poder Ejecutivo, como la ampliación del horario de la restricción vehicular desde las 12 mn y hasta las 5 am, ofrece una esperanza para promover el desarrollo de las actividades comerciales luego de muchos meses de capa caída.

En el caso de nuestra región -el cantón de Santa Cruz (Guanacaste)- esa decisión llega en buena hora cuando muchos visitantes, nacionales y extranjeros, se aprestan a tomar sus vacaciones de Navidad y fin de año con visitas a las zonas costeras; por eso, la nueva opción de para transitar beneficiará a cientos de negocios como restaurantes o centros de entretenimiento que necesitan generar mayores ingresos.

Durante los últimos meses hemos notado una gran mejora en cuanto al impacto del Covid-19 en la citada provincia. Por ejemplo, al día de hoy lugares como Hojancha que no tienen casos activos, en Nandayure apenas existen 2, La Cruz: 3, Santa Cruz: 20 y Nicoya: 17 según los registros oficiales del Ministerio de Salud.

La nueva política en relación con la movilidad de los ciudadanos debe ser asumida con la responsabilidad que hasta el momento ha caracterizado a todo el sector turismo que se preocupó sobre manera en desarrollar acciones como el lavado de manos, el uso de la mascarilla, el distanciamiento adecuado y el alcohol gel, entre otras medidas.

En adelante debemos establecer una hoja de ruta con acciones claras para lograr mantener los avances de las últimas semanas, siempre pensando en un balance adecuado entre promoción de la salud y una recuperación económica encaminada a la recuperación de los empleos perdidos durante los días más adversos de la Pandemia.

Las autoridades gubernamentales deben establecer una hoja de ruta clara mediante un gran Acuerdo Nacional con la mayoría de las fuerzas del espectro político máxime tomando en cuenta que estamos a las puertas de un nuevo proceso electoral.

Está claro que marchamos por buen rumbo, los datos oficiales así lo demuestran, pero de ninguna manera podemos bajar la guardia, más bien es tiempo de extremar las precauciones para evitar pasos en falso.

Tenemos que aprovechar los avances obtenidos en la lucha contra esta emergencia sanitaria para sacar lecciones aprendidas.

¡Sin bajar la guardia!

Presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Tamarindo

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
¡Brujas por siempre!
Un duro chicharrón
El turismo espera soluciones
Sin cacao, no hay chocolate
× ¿Cómo puedo ayudarte?