Siembran mil árboles en Buenos Aires

Siembra de uno de los mil árboles que forman el bosque “Jerusalén: Capital del Estado de Israel”.

Redacción

“Jerusalén: Capital del Estado de Israel”, es el nombre del nuevo bosque ubicado en el distrito central de Buenos Aires. La Municipalidad del cantón porteño sembró mil árboles con la colaboración de la Embajada del país oriental, un espacio para la recreación de los pobladores y visitantes.

Esto se enmarcan dentro de las cooperaciones de la sede diplomática, las cuales tiene como fin el cuido del medio ambiente, promoviendo acciones positivas que impacten en la naturaleza.

Para mitigar el impacto medioambiental, Israel disminuyó las zonas desérticas y semidesérticas de su territorio, plantando 245 millones de árboles a través de la centenaria organización Keren Kayemet, lo que convierte al país en líder en reforestación.

Oren Bar El, embajador de esa nación en Costa Rica, estuvo presente en la inauguración del bosque en Buenos Aires, junto al alcalde indígena de Buenos Aires, José Rojas.

“Como muestra de nuestra amistad con los bonaerenses y en un trabajo conjunto con el señor alcalde, hemos actuado a favor de la naturaleza, con el programa municipal de gestión ambiental,  además en este marco traemos ayuda humanitaria para algunas familias que se han vistos afectadas por la situación lamentable que nos ha traído la pandemia del Covid-19, al mundo entero”, indicó el diplomático.

La embajada de Israel en conjunto con la fundación Cadena, apoyan a la Municipalidad de Buenos Aires en su programa ayuda social, de gestión ambiental, de  los proyectos de mejoras y mitigación del impacto al medio ambiente, entre ellos la creación del bosque municipal. 

Este cuenta con más de 25 especies diferentes, seleccionadas según los requerimientos de la zona, con el objetivo contribuir con la naturaleza, dar valor agregado al entorno escénico y ambiental de la ciudad, que introduzcan mayor belleza y permitan la creación de corredores biológicos.

La deforestación a nivel mundial ha causado serios problemas en el abastecimiento de agua, solo en Costa Rica, según fuentes del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) el déficit ha sido del 55%, provocando que alrededor de 228 mil ciudadanos sufran inconsistencias en el servicio con faltante del recurso.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
¡Brujas por siempre!
Un duro chicharrón
El turismo espera soluciones
Sin cacao, no hay chocolate
× ¿Cómo puedo ayudarte?