La auto desaceleración de EE.UU. que puede afectar a Costa Rica

Según los expertos la recesión se puede endurecer en el 2023.

Redacción

La Reserva Federal de los Estados Unidos de América (Fed, por sus siglas en inglés) decidió subir las tasas de interés con el objetivo de bajar la inflación que se encuentra en 8,3%, la más alta en 40 años en el país del norte.

La Fed -equivalente al Banco Central- apuesta que, al subir el costo del crédito, hay menos demanda por compra de productos, lo que generaría una baja en los precios. El problema es que probablemente baje la inflación, pero también el crecimiento, por eso es una desaceleración autoinfligida. Lo que desencadenaría en una recesión si el crecimiento baja demasiado.

El debate en ese país es, ¿hasta dónde subir las tasas de interés sin ir demasiado lejos? Algo que pone un panorama gris para lo que resta del año y el próximo.

David Malpass, presidente del Banco Mundial advierte que la fortaleza del dólar ha debilitado las monedas de las naciones en desarrollo, lo que al parecer es un “peligro real” de contracción económica mundial para el 2023.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que un tercio de la economía mundial va a sufrir este y el próximo año una contracción.

En Costa Rica se dice que “cuando USA estornuda, aquí nos da gripe”. En lo económico por la dependencia que se tiene de los Estados Unidos puede ser perjudicial para el país.

Se consultó a la economista y empresaria inmobiliaria, María Vásquez sobre cuánto se puede ver afecta la economía costarricense con estas medidas, menciona que cuantificar el impacto es muy difícil de prever en este momento.

Considera que al adoptar políticas monetarias en la misma línea para evitar la fuga de capitales a USA es lo correcto, lo que representa un riesgo de recesión “importante”.

“Las personas verán más limitado su acceso al crédito al aumentar el costo del financiamiento, lo que impacta directamente tanto a los agentes productores de actividades económicas que operen con apalancamiento financiero y mercados como el inmobiliario, el cual seguirá su tendencia a la baja mientas aún sufre las consecuencias provocadas por el Covid19 y la guerra (en Ucrania),  la sobre oferta de propiedades, aumentos en los costos de construcción, del crédito y más limitaciones para poder tener optar al mismo”, detalló la experta.

Esto afecta en el tipo de cambio, ya que al subir la tasa de interés y la inversión se hace en el extranjero, la demanda del dólar estadounidense se puede disparar, aumentando los costos de construcción, limitación al crédito por medidas endurecidas, con el colón debilitado frente a una fortalecida moneda norteamericana.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
¡Brujas por siempre!
Un duro chicharrón
El turismo espera soluciones
Sin cacao, no hay chocolate
× ¿Cómo puedo ayudarte?