Unidad de terapia renal pronto a funcionar en Liberia

La CCSS espera que esté en operación en el primer semestre de 2022

Guanacaste tiene una incidencia elevada de casos por insuficiencia renal

La nueva unidad de terapia renal funcionará a partir del próximo año, aseguran en la CCSS.

Redacción

Autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) inspeccionaron la unidad de terapia renal en el hospital Enrique Baltodano Briceño de Liberia. La institución espera que entre a funcionar en el primer semestre de 2022. El nuevo centro contará con tecnología avanzada, así como una infraestructura con espacios cómodos y seguros.

Román Macaya Haydes, presidente ejecutivo de la CCSS, resaltó la importancia de esta instalación en una provincia con una morbilidad de insuficiencia renal crónica importante.

“La diferencia para las familias va a ser enorme porque esta enfermedad, más allá del problema sanitario que ocasiona, también genera problemas sociales, porque las personas que padecen de esta enfermedad tienden a ser relativamente jóvenes en sus edades productivas y entonces la crisis de la familia es enorme y por eso es tan importante que este centro exista aquí en Liberia, Guanacaste, con equipos de primer mundo”, mencionó Macaya Hayen.

Marvin Palma Lostalo, director general del centro médico de la Ciudad Blanca valoró la importancia que la nueva unidad esté más cerca de los pacientes y sus familiares, sin tener que hacer el traslado para recibir terapia de hemodiálisis al hospital México en San José.

Cerca de 60 pacientes requieren ser trasladados al nosocomio capitalino para ser tratados.

La obra es de dos niveles, distribuida en un área constructiva de 2 063 m2, contó con una inversión de 3 802 millones de colones, fondos tanto de la CCSS como aportes de la Junta de Protección Social (JPS),

La unidad posee seis puestos para hemodiálisis y 21 camas para diálisis peritoneal con todas las condiciones de asepsia requerida.

Insuficiencia renal

Actualmente en el Enrique Baltodano se brinda atención en la unidad de diálisis peritoneal a cerca de 350 personas con insuficiencia renal en etapa terminal.

Marta Avellán Boza, nefróloga en el centro médico, indicó que, los riñones eliminan los desperdicios de la sangre y el exceso de agua en forma de orina. También elaboran hormonas que ayudan a controlar la presión arterial y estimulan la médula ósea para que produzca glóbulos rojos.

Cuando los órganos pierden la capacidad de filtración, ocurre la insuficiencia renal, provocando la acumulación de niveles nocivos de deshechos y puede desequilibrar la composición química de la sangre.

Hace seis años, la unidad de diálisis peritoneal atendía a 30 pacientes, hoy son cerca de 350.

“Estamos observando un crecimiento exponencial de la enfermedad renal en Guanacaste”, dictaminó.

“En Guanacaste la prevalencia de insuficiencia renal es cinco a siete veces mayor respecto a las demás áreas del país, con la particularidad de que en su mayoría afecta a hombres jóvenes, en torno a los 40 años, que tienen una vida productiva económicamente y que son jefes de hogar. Entonces, la insuficiencia renal no solamente reviste un problema de salud, sino que además condiciona un problema social muy importante a los pacientes que la padecen”, enfatizó Avellán Boza especialista en la salud del riñón.

No se conocen las causas con claridad, afirman en la CCSS. Alegan que existen factores que pueden incidir en el padecimiento como la deshidratación asociada a la exposición solar, principalmente desde temprana edad y las altas temperaturas son dos factores recurrentes que con frecuencia observan los especialistas de la institución.

“Estar expuestos repetitivamente desde edades muy tempranas al calor sin una adecuada hidratación genera lesiones en el riñón (pequeñas cicatrices) desde muy jóvenes, que, a lo largo de muchos años, condicionan una enfermedad renal crónica”, aseguró la galena.

El abuso en el consumo de medicamentos antinflamatorios de tipo no esteroide, así como la hipertensión arterial y la diabetes también están relacionados con el padecimiento.

Se recomienda la hidratación de una manera adecuada, un modo sencillo de saber que se está haciendo de forma correcta es asegurarse que la orina sea clara y hacerlo cada dos o tres horas.

Evitar la exposición a los rayos solares entre las 9:00 a.m. y 3:00 p.m., si se debe hacer, buscar espacios de descanso, sombra e hidratación. Además, una saludable alimentación, actividad física y evitar el tabaquismo son factores protectores en contra de la insuficiencia renal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
No somos de los mismos
Editorial: El daño más grande de la corrupción es que se cree que todo es así
Lento camino a la desinformación
Herramientas para elegir el próximo colegio: cómo utilizar del marketing educativo para lograrlo
× ¿Cómo puedo ayudarte?