Pescadores de zonas costeras contarán con más recursos económicos

El presidente de la República, Carlos Alvarado, suscribe el acuerdo que dotará de más recursos a las familias pesqueras en las costas costarricenses.

Redacción

Las familias dedicadas a la pesca en las zonas costeras recibirán más recursos de parte del Poder Ejecutivo luego que el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada y el ministro de Hacienda, Elián Villegas Valverde, suscribieran el decreto legislativo N. 10.037.

Este busca generar un impulso económico y la optimización del manejo de los recursos marinos para modernizar el modelo de pesca y acuicultura. Lo anterior se pretende desarrollando y protegiendo las zonas costeras, así como potenciando la riqueza pesquera.

Se tiene como prioridad los sectores de pesca artesanal de pequeña escala, palangreros, camaroneros y exportadores. También abarcar la pesca turística comercial, acuicultores y el consumidor a nivel nacional, asimismo favorece al Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca).

Esto se da después de la aprobación en segundo debate en la Asamblea Legislativa del expediente 22.366 “Aprobación del contrato de préstamo suscrito entre el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y el Gobierno de la República de Costa Rica, para financiar el Programa Desarrollo Sostenible de Pesca y Acuicultura”.

La diputada oficialista Paola Vega, mencionó que lo que se busca es mejorar la trazabilidad de los recursos a fin de que lleguen a los que más los necesitan. Según la legisladora del Partido Acción Ciudadana (PAC), el proyecto permitirá que los pescadores tengan mejores condiciones para su labor.

El Programa tiene un presupuesto de US$82.100.500, el préstamo abarca únicamente 75,1 millones de dólares, el dinero restante será cubierto por el Incopesca mediante una contrapartida nacional.

La legislación beneficiará la inclusión del conocimiento tradicional del sector. Busca complementar con alternativas productivas mejoras en las condiciones socioeconómicas de pescadores y acuicultores.

Se pretende capacitar y apoyar a las familias para que desarrollen un sistema integrado de servicio al usuario, monitoreo, trazabilidad e investigación.

La infraestructura y el fortalecimiento de áreas marinas son esenciales en este esquema, pretenden construir espacios que garanticen mejores condiciones, lo que se traduce en una mejora del precio de venta, según los lineamientos del documento.

Se construirá una terminal pesquera en Cuajiniquil en Guanacaste, además de Puntarenas y Cieneguita en Limón. Así como plantas procesadoras para agregación de valor en Playas del Coco.

Estas serán administradas por grupos organizados de pescadores y acuicultores, los cuales recibirán capacitación, acompañamiento y apoyo en la operación de estas.

El Programa pretende promover modelos ya existentes como las Áreas Marinas de Pesca Responsable, Plan Nacional de Acción para la Pesca de Grandes Pelágicos. Se incrementarán las acciones contra la pesca ilegal a través del Servicio Nacional de Guardacostas, al cual se le suministrará más equipo para la vigilancia costera.

Los manglares se beneficiarán, ya que se le dará limpieza y reforestación a fin de mejorar la vida marina en estas áreas.