Embajada de Israel celebró la Anexión

La cantante Doris Benmaman deleita a los presentas con música y cantos ladinos.

Redacción

La Anexión del Partido Nicoya a Costa Rica tuvo un nuevo ingrediente, el aporté sefardí a la cultura costarricense. Con el objetivo de rendir tributo a los antepasados unieron esfuerzos, la Embajada de Israel, la sede en Liberia de la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Museo de Guanacaste donde se realizó la celebración.

El evento se llevó a acabo el pasado 26 de julio, donde se inauguró la exhibición, Legado Ancestral, con un concierto de música ladina y una muestra de expresiones artísticas en pintura, grabado, cerámica, fotografía, a través de ellas se narra el legado ancestral desconocido por muchos en el país.

El tema central fue plasmado por Ileana Piszk en una serie de muestras artísticas que recorre la historia desconocida de los costarricenses sefardí.

Por su parte Ofelia Kellerman, con sus grabados y pinturas, permite dilucidar el misticismo traídos por los pioneros llegados de Sefard en España.

Las fotografías muestran antiguas sinagogas y el concierto de música Ladina estuvo a cargo de la cantante Doris Benmaman, que interpretó doce melodías entre ellas, Ya salió de la mar, La Serena, Un Cabrito, A la Una yo nací, entre otras.

El evento contó con la partición de Oren Bar-El, Embajador de Israel, Wagner Moreno, director de Sede Regional De UCR, Liberia, el Profesor Vladimir Rocha, integrante de la Junta Directiva del Museo de Guanacaste, Norma Varela, Gestora Cultural de Sede de Liberia, UCR, académicos, invitados especiales y público en general.

El acto cultural ofreció un concierto en el que la música Ladina o Sefardí (española) es un estilo de música antigua, las letras de sus canciones están en idioma ladino o Sefaradí, lengua utilizada por los judíos españoles, radicados en la Península Ibérica, (Corona de Aragón y Corona de Castilla) algunos de ellos llegaron a América después del decreto de expulsión en 1492; en oleadas posteriores también llegaron a Costa Rica, por ello en la multi culturalidad costarricense se encuentra el legado ancestral Sefardí. 

Oren Bar El, Embajador de Israel, manifestó, “Desde la Embajada de Israel, preparamos este proyecto para celebrar el Bicentenario, Costa Rica y hemos querido traerlo a Guanacaste en el marco de las celebraciones del 25 de julio, hemos preparado este concierto de Música Ladina. La sociedad y el ser costarricense son el resultado de la suma   de las diversas culturas que lo conformaron; dentro de este calidoscopio cultural queremos destacar el legado ancestral sefaradí. Honramos a los antepasados con este concierto, los recordamos al reconocer su herencia dentro de este maravilloso pueblo, es nuestro presente para esta fiesta especial”.

Wagner Moreno, Director se la Sede de la Universidad de Costa Rica de Liberia, señaló la importancia para la comunidad estudiantil y la comunidad en general, este tipo de eventos que fomentan la cultura, estrechan lazos de cooperación y amistad, a la vez agradeció a la Embajada de Israel por ser un socio que ha venido realizado desde hace muchos años eventos colaborativos, no solo en el ámbito cultural, sino también en lo académico, en  diversas áreas, como, tecnología del agua, riego, agricultura, y más, con la Sede de Liberia.

La iniciativa forma parte del proyecto cultural de la Embajada de Israel denominado “Legado Ancestral”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Un duro chicharrón
El turismo espera soluciones
Sin cacao, no hay chocolate
El amor
× ¿Cómo puedo ayudarte?