Comunidades de Guanacaste capacitadas ante emergencias

Sámara y Tamarindo recibieron una certificación internacional catalogada como Tsunami Ready

Los primeros auxilios fueron parte del entrenamiento que llevaron a cabo cerca de 600 vecinos de 100 comunidades guanacastecas.

Redacción

Alrededor de 600 personas de 100 comunidades de Guanacaste, recibieron por más de un año capacitación ante una emergencia como parte del proyecto “Fortaleciendo Capacidades Locales en Comunidades Resilientes”.

El Proyecto tuvo como objetivo la conformación o fortalecimiento de los Comités Comunales de Emergencia (CCE), que tienen la función de responder ante una emergencia para salvaguardar la vida. Estas se contemplan dentro del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo; entre las responsabilidades está el de velar por la organización y correcto funcionamiento de los albergues que se habiliten a nivel comunal.

La capacitación que inició en julio de 2020, estuvo a cargo de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), World Vision Costa Rica, la Cruz Roja Costarricense y el Programa Regional de Asistencia para Desastres del Gobierno de los Estados Unidos (Usaid-BHA por sus siglas en inglés).

Los participantes recibieron diversas charlas en temas como la gestión del riesgo, uso seguro de las tecnologías de información y comunicación (TICS), niñez en las emergencias, protección a grupos vulnerables, curso básico de comando de incidentes, manejo de albergues temporales y primeros auxilios comunitarios.

Alexander Solís, presidente de la CNE indicó que la organización comunitaria es la base para que los diferentes desastres sean controlados con mayor prontitud y con todas las medidas de seguridad necesarias.

Tsunami Ready

Sámara y Tamarindo participaron además en la capacitación de Tsunami Ready, recibiendo así una certificación internacional que los acredita como zonas mejores y más preparadas ante un tsunami.

El atestado es de carácter internacional y es otorgado por la Comisión Oceanógráfica Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a las comunidades que han cumplido una serie de requisitos en mitigación, preparación y respuesta.

Delimitación, señalización de zonas de peligro; rutas de evacuación, puntos de encuentro y la realización de un mapa de evacuación por Tsunami. Así como realización de actividades de divulgación y medios de difusión de la alerta, son algunas de las áreas en las cuales tuvieron que trabajar los CCE de las comunidades involucradas.

Eduardo Vargas, coordinador del CCE de Tamarindo mencionó que la certificación da una visibilidad a la zona, a su vez considera importante que toda la comunidad esté preparada en caso de un evento.

El financiamiento de los talleres corrió por parte de Usaid-BHA. Fue impartido de manera dual, donde aprendían de manera virtual en algunos lapsos del curso y luego realizaban prácticas de lo aprendido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *