¿Cómo convertir un negocio en empresa inteligente?

La clave parece estar en que los miles de datos que una empresa recibe se conviertan en cambios para operar mejor su negocio y crecer de manera resiliente, rentable y sostenible

Marcela Perilla*

La idea de que los negocios se reinventaron por la pandemia dejó a la vista que construir empresas inteligentes es el mejor camino para estar preparado ante los cambios. Y es verdad. En cierta medida, las industrias están en un constante ciclo de transformación, de recolección de datos, de aprendizaje, adaptación y creación de soluciones. Para lograrlo, necesitan tecnologías innovadoras que sirvan de combustible a ese ciclo de transformación, así como tres componentes básicos: escuchar, comprender y actuar.

No en vano las empresas líderes de la economía de la experiencia son las que tienen esos tres componentes en un ciclo de mejora continuo entre la experiencia, la inteligencia y las operaciones, que son capaces de recopilar información del cliente, empleado, producto y la experiencia de marca en cada punto de contacto, y que se apoyan en la tecnología para detectar oportunidades. 

En SAP hemos experimentado que las empresas inteligentes usan las tecnologías más recientes para eliminar los silos de la organización, convirtiendo la información estratégica en acción en tiempo real. Como resultado, aceleran la automatización de procesos, lanzan nuevos modelos de negocio y brindan experiencias excepcionales, entre otros beneficios. Pero, ¿cómo lo hacen?

Aprovechar los datos O + X

Lo primero es aprovechar los datos O y X. Si bien los datos operativos, a los que llamaremos ‘datos O’ muestran las transacciones de los negocios, hace falta otra mirada para tener la imagen completa. Entonces, es aquí donde entran los ‘datos X’. Estos datos capturan los sentimientos en momentos clave para revelar la calidad de la experiencia. El reto es que el volumen y la variedad de estos datos no tiene precedentes, y por sí solos no tienen mayor valor.

El plus llega cuando conectamos los datos de experiencia y operativos con tecnologías como analíticas avanzadas, Inteligencia Artificial, machine learning, blockchain, Internet de las Cosas y gestión de datos in-memory en la nube. Gracias a estos no solo mejora la toma de decisiones en tiempo real, sino que también prevé el comportamiento y los resultados futuros.

Lo segundo es encontrar un aliado que muestre el camino indicado. En el mercado hay compañías tecnológicas que están comprometidas con dar soporte a las empresas inteligentes en todos los momentos del ciclo, con herramientas innovadoras para conectar procesos y automatizar tareas para traducir los datos en acción. 

Estos dos ítems ofrecen experiencias de cliente que construyen fidelidad y crecimiento, experiencias de fuerza laboral que aumentan el compromiso y la productividad o experiencias de producto que impulsan la demanda. Usar estas tecnologías innovadoras permitirá controlar cada fuente y categoría de gastos, acelerar la disrupción impulsada por datos en la empresa e incluso lanzar nuevos modelos de negocio con flexibilidad y velocidad.

Adoptar una estrategia de empresa inteligente ayuda a enfocar más tiempo y recursos en actividades estratégicas y de mayor valor, a construir información estratégica basada en datos X y O, anticipar necesidades, y crear experiencias para brindar resultados y convertirse en un líder en su industria.

*Presidenta de SAP para la región norte de América Latina y El Caribe