Adultos mayores de Artola son atendidos en clínica privada

Parte del personal médico y administrativo de la Clínica de Atención Pediátrica de Artola, en Carrillo de Guanacaste.

Redacción

María Manola, vecina de Artola de Carrillo es una adulta mayor que se ve beneficiada desde el 1 de noviembre de 2022 con la ampliación del servicio de salud de la Clínica de Atención Pediátrica de la localidad.

La asistencia médica se da luego que se activara el convenio firmado en 2019 entre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y RIU Hotel & Resort, empresa que construyó y mantiene en funcionamiento el centro médico para los vecinos de la zona desde ese año.

Alma Tesillos, directora de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de RIU para las Américas indicó que, para la firma es importante retribuir lo que la comunidad les ha otorgado para la propia metodología interna de inversión social para la selección de proyectos, “priorizamos que estos sean significativos para la población y que puedan ser replicables en otros destinos”.

María Manola y 349 adultos mayores más vecinos de Artola, podrán acudir a la clínica la cual se convierte en un puesto de atención periódica para la prevención, atención y seguimiento de padecimientos como la hipertensión, diabetes e incluso de variables nutricionales que afecta a los pobladores de estas comunidades según estadísticas de la Caja.

Eva Camargo, directora del Área de Salud de Carrillo, Guanacaste, mencionó que la iniciativa derriba paradigmas por el impacto y la proyección que tiene la empresa privada en las comunidades. Además, ve esto como un ejemplo a seguir al considerar que es una clara evidencia de las cosas buenas que se pueden construir de manera público privado.

El convenio comprende además un programa periódico de visitas a domicilio a los adultos mayores con problemas de movilidad que les impida su traslado hasta el dispensario médico. En este la empresa provee el inmueble donde brindará atención al público. Desde la apertura del centro médico en 2019 a la fecha, se han atendido 5168 niños y jóvenes, según datos estadísticos de RIU, evitando que tanto los menores como las familias deban trasladarse a otras comunidades para su control médico.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
¡Brujas por siempre!
Un duro chicharrón
El turismo espera soluciones
Sin cacao, no hay chocolate
× ¿Cómo puedo ayudarte?