Ojeando las urnas

Faveru

El politólogo Claudio Alpízar se tiró al ruedo con sus cuatro revoluciones (producción, tecnológica, económica y social), en el marco de su campaña por el Partido Liberacion Nacional (PLN).

Un verdadero fracaso resultó la “minicoalición chayote”, integrada por los alcaldes verdiblancos en su afán por obtener cuota de poder en el proceso interno.

Alguien los embarcó en su aparente afán de apoyar al exalcalde alajuelense Roberto Thompson, muy cercano a los Arias y ante ese giro pensándolo en tirarse al ruedo.

Mal presaguio para las intenciones del alcalde de Carrillo, Carlos Cantillo, de aspirar posiblemente a la diputación verdiblanca por Guanacaste, al ser aparentemente uno de los principales dirigentes de ese movimiento.

En las tiendas de la Unidad, cuatro mujeres socialcristianas se perfilan candidatas a diputadas por la provincia guanacasteca.

A hoy se tiene confirmación de la nicoyana Melina Ajoy, quien en la pasada campaña aspiró a una curul.

Ajoy, hija del exdiputado Emmanuel Ajoy, fallecido hace unos meses, participará en el homenaje póstumo a su padre en el marco de la próxima asamblea provincial de la Unidad.

Se anuncia para los próximos días la visita de Erwen Masís, extraoficialmente precandidato del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), a varios cantones de Guanacaste.

Llega Masís, hoy presidente de la Comisión de Agropecuarios, a una región con dependencia agrícola y a la espera varios productores de la aprobación del proyecto 21 965, que condonaría el 100% de las deudas a los agricultores del país. Sobre este tema el legislador está entre camagua y elote.

Pedro Muñoz, el liberiano diputado por San José, también lanzará su precandidatura por el PUSC.

Muñoz recorrió semanas atrás varios comunidades guanacastecas y según informes votará el proyecto, que liberaría de deudas a los agricultores.

En el Partido Acción Ciudadana (PAC), el bagaceño Welmer Ramos, sigue sin anunciar su precandidatura.

Ramos, exministro de Economía y diputado por Heredia, está casado con el proyecto 21 965 que no solo liberaría de deudas a los productores sino que devolvería aquellas tierras no rematadas a sus dueños.