AyA asegura que acueducto de Bagaces marcha a buen ritmo

Las obras en Bagaces para proveer de agua potable a 17 mil personas en el cantón marchan bien, así lo aseguró Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA después de la gira por la zona

El AyA contrató a personal del cantón, un total de 20 bagaceños están a cargo de la obra.

Redacción

En gira programada por las autoridades del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), se corroboró que las obras en el proyecto “Ampliación y Mejoramiento del Acueducto de Bagaces” a cargo de esa institución tienen un avance del 28 %.

Los trabajos iniciados en mayo anterior caminan a buen ritmo, ya que a pesar de los contratiempos por la pandemia y los efectos del huracán Eta no se han visto afectados, incluso las previsiones están por encima de lo estipulado a esta fecha en un 3 %, aseguran en el AyA.

La obra recibió una inversión de ¢5.076 millones para la faena en la zona, donde se tuvo que contratar maquinaria especializada por lo rocoso del terreno para instalar 10 kilómetros de tubería de un total de 33,4 km., además, se concluyó el puente de tubería sobre el río Blanco.

También se ha logrado avanzar en un 60 % en la construcción de las captaciones de las nacientes Epifanía en Cuipilapa, esta llevará adicionalmente 77 litros de agua por segundo a la comunidad.

Los trabajos incluyen la preparación del terreno para el nuevo tanque de almacenamiento de agua potable, con capacidad de 2.800m3. Las labores han sido beneficiosas para la comunidad, ya que se ha contratado a 20 vecinos de Bagaces y se espera concluir en mayo de 2022.

Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA inspeccionó la obra en compañía de Eva Vásquez, alcaldesa de Bagaces y miembros del Concejo Municipal.

“La solución definitiva al abastecimiento para 17 mil personas de Bagaces por los próximos 20 años es este gran proyecto que ha venido reduciendo el tiempo del cronograma, lo que nos satisface plenamente. Nuestro compromiso es con la salud y la población”, comentó Astorga.

“Estamos muy agradecidos con el avance del gran acueducto desde Epifanía a Bagaces con el que lograremos tener agua potable, resolviendo los problemas de presencia de arsénico. El agua va a abrir puertas a Bagaces para atraer turismo y recuperar la economía. Era una debilidad que teníamos y ahora va a ser una fortaleza”, indicó Vásquez al concluir la inspección. En la gira también se vieron los trabajos que se hacen de tubería en la Asada de San Bernardo a 11 kilómetros del centro del cantón, donde se está colocando un kilómetro de tubería con el fin de solventar el faltante de agua en la época seca del distrito central.