Contraloría advierte incipiente manejo financiero en municipalidades pamperas

La CGR determinó que las municipalidades estudiadas de Guanacaste en el informe, “Seguimiento de gestión sostenibilidad financiera para la continuidad de los servicios públicos críticos ante la emergencia sanitaria”, muestran un manejo incipiente en la parte financiera

La municipalidad de Abangares es la peor ubicada en el informe que menciona tres gobiernos locales guanacastecos.

Gustavo Solera 

La Contraloría General de la República (CGR) alertó que el nivel de gestión de la sostenibilidad financiera de las municipalidades de Guanacaste es incipiente. Esta situación se da por deficiencias en la capacidad para gestionar los recursos financieros propios, también por una débil calidad en la información contable y presupuestaria utilizada para la toma de decisiones y la ausencia de estrategias formales para su gestión financiera. 

Así lo señala el ente contralor por medio del informe No. DFOE-EC-SGP-00002-2020 “Seguimiento de gestión sostenibilidad financiera para la continuidad de los servicios públicos críticos ante la emergencia sanitaria”, publicado el 3 de noviembre de 2020. 

El documento detalla que, al 30 de junio de 2020 se identifican deficiencias respecto al rendimiento por la presión que genera la disminución de los ingresos ante la emergencia sanitaria. Asimismo, se lee que, al 30 de junio de 2019, en un contexto sin pandemia; se logra identificar similitudes a los resultados actuales en el comportamiento de las instituciones estudiadas.

“Si bien la citada emergencia ha afectado la capacidad para gestionar los recursos financieros por parte de las instituciones públicas analizadas, estas deficiencias, tienen su origen en otras causas previas”, puntualizó el equipo fiscalizador de la institución encargado de realizar el estudio. 

La CGR analizó 49 municipios que prestan dos o tres servicios públicos considerados críticos, como, atención de la seguridad ciudadana; recolección, depósito y tratamiento de residuos y suministro de agua potable.

Abangares, Nandayure y Santa Cruz fueron las municipales analizadas en la provincia, mostrando al 30 de junio de 2020 un nivel por debajo del promedio de gestión reportado en el documento, el cual es de 56,6 % y catalogado como incipiente.

El nivel de Gestión de la Sostenibilidad Financiera (GSF) de las comunas guanacastecas está distante del promedio analizado. Siendo la municipalidad de Santa Cruz la mejor ubicada en la provincia con un 51,5 %, que se deriva de los tres ejes principales de estudio que son, “capacidad para gestionar recursos financieros” con un puntaje de 73 %; un 78 % en “estrategia para la sostenibilidad financiera” y un 16,7 % en la “calidad de la información financiera”.

Nandayure por su parte, dos peldaños abajo; se registra en el informe con porcentaje de 49,9 %, mejora -en relación a Santa Cruz- con 83 % en “capacidad para gestionar recursos financieros” y en la “calidad de la información financiera” con un 35,4 %, no así en el apartado de “estrategia para la sostenibilidad financiera” un 12,5 %, según consigna el escrito.

La municipalidad de Abangares es la peor catalogada en el informe, se exhibe en el penúltimo puesto con un 21,7 %; reportado 39 % en la “capacidad para gestionar recursos financieros” y un 30,6 % en “estrategia para la sostenibilidad financiera”. En el apartado de “calidad de la información financiera” se computa 0 %.

La Contraloría concluye que existe un amplio margen de mejora en aspectos esenciales para llevar a cabo dicha gestión, ya que las entidades se ubican en los niveles incipientes, no pueden desmejorar apunta el documento de 32 páginas.

El informe concluye que, ante un contexto como el actual, para garantizar la prestación de los servicios públicos es necesario fortalecer la gestión de la sostenibilidad financiera, mediante la mejora de su capacidad para gestionar los recursos financieros, disponiendo de información de calidad en ese aspecto para la toma de decisiones; así como, definiendo las orientaciones estratégicas necesarias para promover esa sostenibilidad, en el corto, mediano y largo plazo.