Ingresos municipalidades disminuyen según indica la CGR

Las municipalidades de Guanacaste han visto afectados sus ingresos, el gobierno local nicoyano no es la excepción.

Gustavo Solera

La Contraloría General de la República (CGR) realizó un informe sobre la implementación de la Ley No. 9848 de la gestión pública ante la emergencia nacional por la pandemia de covid-19, dejando en evidencia que las municipalidades estudiadas, presentaron disminución de sus ingresos en el primer semestre del año en comparación al mismo periodo de 2019.

La CGR indicó en su informe DFOE-DL-SGP-00004-2020 del 24 de setiembre de 2020 que, 37 municipalidades tuvieron una caída de 2,1 % en los seis primeros meses del año. Cañas, Carrillo, La Cruz y Nicoya son los municipios de la provincia que han tenido afectación en sus ingresos. La perdida a nivel nacional es de ¢8.926 millones.

Nueve de los 11 gobiernos locales de Guanacaste utilizaron al menos un mecanismo vertido en el articulado de la ley para dar atención al contribuyente, siendo Abangares y Nandayure los únicos municipios que aun no realizan ninguna acción.

La Ley No. 7509, “Impuesto sobre Bienes Inmuebles” (IBI), establece que el 10 % de ese rubro puede ser utilizado por las municipalidades para gastos administrativos. Con la Ley No. 9848, se incrementó el porcentaje a un 40 % del IBI, además se puede utilizar en la prestación de servicios municipales de agua, cementerios, seguridad y gestión integral de residuos. Ningún ayuntamiento pampero ha aumentado la utilización del ingreso de IBI para su financiamiento.

Aumento del gasto administrativo

Lo que sí aumento fue el gasto administrativo. Al 30 de junio de 2020 ese apartado creció casi un 5 % y un 2,2 % en su ingreso ordinario, el gasto municipal -sin incluir el gasto administrativo- creció un 18,36 %. El informe establece que se debe tener en cuenta que la ejecución del gasto administrativo a ese mismo periodo es de 38,3 %.

La Voz de La Pampa consultó a la CGR sobre el estado de las municipalidades de la provincia que incurrieron en ese aumento, así como las que se mantuvieron y disminuyeron. La respuesta del ente contralor detalla que Bagaces, Cañas y Santa Cruz aumentaron el gasto administrativo inicial versus el monto de gasto administrativo acumulado al 31 de julio de 2020.

En la misma línea, La Cruz y Nicoya lo mantuvieron, mientras que Carrillo, Hojancha, Liberia, Nandayure y Tilarán disminuyeron el gasto. Abangares no envió la información, por lo que no se puede establecer su estado, según consigna el documento, del cual este medio tiene copia.

La CGR sugiere que las municipalidades realicen una revisión de los gastos administrativos con el fin de que se ejecuten de una manera prudente, el impacto a la baja -por la pandemia- en los ingresos a falta de pocos meses de finalizar el año, se encuentran en alerta media, esto podría incrementar el riesgo de superar los límites establecidos en la ley al final del periodo. Bagaces, Cañas, Carrillo, La Cruz, Liberia, Nicoya, Santa Cruz y Tilarán son las comunas que están en alerta amarilla según detalla la CGR a este medio.

Plan moratorio

La CGR menciona que, de acuerdo con la información suministrada por la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) y los auditores internos de las municipalidades, siete comunas de Guanacaste implementaron un plan moratorio con base a los artículos 12, 13, 14, 15 y 17 de la Ley 9848. Cañas, Hojancha, La Cruz, Liberia, Nicoya, Santa Cruz y Tilarán son los únicos cantones donde se aprobaron dichos planes en el pago de tasas, impuestos, precios públicos y servicios municipales. Bagaces, Carrillo y Nandayure no lo han hecho. En el caso de Abangares, la CGR la excluye, ya que el municipio no envío la documentación solicitada para determinar si han realizado algún plan.