Legalmente posible

Lic. Melvin Morera Venegas

Primero dar gracias a Dios Padre, esta semana el tema será político, existe una gran presión entre los diputados y muchos sectores de la población civil, el Gobierno de don Carlos Alvarado presentó una serie de medidas que deben tomarse de manera urgente y casi obligatorias para presentarlas a un ente privado que en teoría nos prestará dinero.

Me llama la atención que se apretará el bolsillo de todos, en especial los que poco tienen, los que usamos bancos, los que a miles esfuerzos tenemos una casa, a los que trabajan en el Estado, a los emprendedores, en fin, todos los que luchamos por tener ciertos objetos de valor, como una simple bicicleta, casa, carro nos vemos en la obligación de aportar más billetes a las arcas de nuestra querida Costa Rica.

Gracias a esto se desató una guerra entre los empleados del Gobierno y los empleados privados, dado que los primeros gozan de una estabilidad atacada desde todos los frentes, puesto que no crean la riqueza y se dice que solo destruyen el poco ingreso estatal mediante beneficios odiosos. A esta población se castiga con tributos que por su transparencia en la rendición de cuentas no puede escabullirse.

El asunto según se puede ver desde afuera, no es si los estatales ganan mucho, la queja es no todos pueden aspirar a ese sector, debido a los muchos factores y requisitos que no cumplen en la mayoría de los ciudadanos, quizá por las escazas oportunidades que les brinda el engranaje educativo.

No he observado dentro de las propuestas alguna que tenga que ver con las regulaciones aduaneras, se dice que el contrabando en nuestra patria es muy alto, que existe una gran incapacidad para darle seguimiento a las mercaderías que se mueven de y hacia el extranjero, permitiendo no solo un canal de distribución de droga internacional sino también un flagrante incumplimiento de las ordenanzas de recaudación tributaria.

Ciertas fuerzas vivas están gestando una megamanifestación, la cual será en todo el territorio nacional, solicitando a los generadores de políticas públicas un alto en la imposición tributaria, una dinamización de la economía, oportunidades para emprender y compromisos con sectores como el pesquero y el de agricultura.

Como sabemos las manifestaciones son una salida a la olla de presión que esta en punto de ebullición, esperemos que no sean violentas, que permitan una enmienda en las imposiciones, que sea justa y que sea consensuada, por el bien de todos nosotros. Nos veremos pronto.

Abogado especialista en Derechos Humanos / Correo:  lic.melvinmorera@gmail.com