Con que nos respeten es suficiente

Gaudy Acuña Maroto

De buenas intenciones están llenos los infiernos dice mi abuela.

Desde ayer veo fotos de hombres con un marco que dice “Nací para cuidarlas no para violarlas” y ya desde ahí va mal la cosa para nosotras y de paso para los hombres.

No, nosotras no somos criaturas débiles a las que el macho fuerte debe cuidar, esa posición nos sigue tratando de forma disminuida y diferenciada. Que carga tan pesada para los hombres además, tener que ir por la vida jugando de valientes rescatando damiselas en peligro.

El feminismo no va de creernos superiores y odiar a los hombres, no es la contraparte del machismo. El feminismo busca algo tan básico como que nos tratemos con respeto y como iguales. Y ustedes no andan por ahí diciéndole a sus amigos “yo nací para cuidarlo huevon”, ¿le suena ridículo? Bueno debería sonar igual de ridículo lo otro.

Machista no es solo el que golpea, viola y mata, ese es el extremo de una cadena pesada y que nos golpea en el día a día, de frente, de costado y por la espalda. Los micromachismos son quizás la muestra más clara de hasta donde llega esta porquería que nos y los limita.

Si, yo soy feminista de hueso colarado. Me indignan los chistes machistas, los comentarios misóginos y los machos disfrazados de caballeros. Me chocan las mujeres machistas, no las que no pueden dejar al que les pega, más bien las que van por la vida felices serruchandole el piso a sus iguales, criticando el feminismo que no entienden porque la pereza no les permite ni leer una definición en un diccionario, las que cada 8 de marzo critican a las que marchan pancarta en mano y gritando a todo pulmón por nuestros derechos, y peor cuando salen con el argumento de que la forma correcta del feminismo es estudiando y demostrando, queridas mías, lamento ser portadora de malas noticias al respecto, mujeres brillantes, destacadas y esforzadas han existido siempre, y a ellas también les pagan menos, las acosan y oh, sorpresa, ¡les pegan, las violan y las matan!

Pedir calladitas y por favor que nos traten como iguales no ha servido de nada, así que si no quiere participar no lo haga pero deje a las otras luchar por los derechos de todas, yo espero que un día no sean necesarios los marcos en las fotos ni las marchas exigiendo derechos, espero que mi hijo crezca teniendo claro que las mujeres son sus iguales, que el respeto es norma básica de convivencia y que él no tiene porque ir por la vida con la responsabilidad de salvar princesas desvalidas. Espero que crezca y que reconozca a una mujer machista fácilmente y entonces que de media vuelta y siga con su vida en dirección contraria.

Durante años he visto los chistes, comentarios y demás micromachismos y en la mayoría de los casos me trago lo que pienso, pero desde hoy me importará nada quien se moleste, lo voy a decir, porque esta sociedad tiene que cambiar para que podamos vivir juntos desde el respeto y la igualdad.

Pd: Esta es la definición de la RAE de feminismo. Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.