Gustavo Segura, jerarca del ICT: Estoy sensibilizado con la situación que están pasando las empresas y familias que dependen del turismo

Gustavo Segura, ministro de Turismo.

Gustavo Solera

Con pocos meses en el puesto, tomando las riendas de uno de los sectores más importantes para la economía del país, Gustavo Segura, ministro de Turismo, atiende las consultas de La Voz de La Pampa sobre temas relacionados a la golpeada industria turística.

Con fluidez, pareciera que tiene años de ser el jerarca en el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), habla abiertamente y sin tapujos sobre la problemática que se vive en la actualidad.

Lo primero que manifiesta después de los saludos iniciales, es su solidaridad con las empresas y familias que no están teniendo actividad económica por el Covid-19. Un sentimiento que según sus palabras lo sensibiliza y concientiza de lo duro que está resultando esta pandemia para tantas familias que dependen del turismo.

La primera consulta va dirigida en la posible fecha de apertura del aeropuerto internacional Daniel Oduber Quirós, una noticia que los guanacastecos esperan con ansias -por lo menos los que dependen del turismo-.

Indica que la apertura de rutas internacionales va a ser muy tímida, y gradual por ahora, incluso meses, la llegada de turistas va a ser muy tenue. Rápidamente aclara que no porque el Poder Ejecutivo le vaya a poner límites, sino por lo que está pasando en el mundo, “el tráfico aéreo está muy disminuido”.

Garantiza que la discusión de la reapertura está en la mesa, pero no nos puede dar respuesta, incluso considera irresponsable de su parte decir una fecha de apertura a vuelos internacionales en el aeropuerto liberiano. -A los pocos días de la entrevista, el ICT envió un comunicado indicando la apertura para el 5 de setiembre del aeropuerto internacional Daniel Oduber a vuelos internacionales, en el video enviado, el Ministro menciona que la llegada es gradual a las terminales aéreas costarricenses-.

“No podemos tapar el Sol con un dedo, históricamente los números del turismo total en Costa Rica, el nacional representa como un 20 %. Lo que viene ahorita es a aliviar la crisis, pero no solucionarla de raíz”

En relación al turismo nacional

Manifiesta que el análisis es complejo y se realiza todas las semanas con diferentes instituciones, no solo está la perspectiva económica, incluye el avance de la pandemia en el país y en las ciudades de origen. Realizan variables, pero según comenta, los números no favorecen para abrir a todos los destinos como estaba antes de la pandemia.

Turismo nacional

Ve con buenos ojos que antes del paso de abrir las fronteras internacionales, se ha enfocado más esfuerzo en la reactivación vía turismo nacional, por eso la extensión del horario de visitación de playas y la habilitación para que empresas de turismo al aire libre -aventura, termalismo, senderismo y otras-, puedan operar. Apostando al corto plazo, que sea el turismo nacional el que pueda llevar un poco de actividad para que las empresas logren el punto de equilibrio.

Es claro que no se puede tapar el Sol con un dedo, ya que el turismo nacional es un paliativo ante la crisis, pero no es la solución total. El histórico indica que el costarricense representa como un 20 % del turismo, “el turismo nacional viene ahorita a aliviar la crisis, pero no a solucionarla de raíz”.

Consultamos si se ha tenido conversación con las cámaras de turismo para que los agremiados bajen los costos, indica que el tema de los precios es complejo, ya que se debe cubrir el costo fijo y contribuir al costo variable. Manifiesta que en 20 años de experiencia en el sector privado turístico ese tema en complicado, ya que Costa Rica tiene obstáculos con el tema de los costos de operación.

“Estamos trabajando en la mesa de decisiones, el problema de la pandemia es que estas no son perfectas, siempre dejan a alguien insatisfecho”

En referencia a la toma de decisiones

Cree que el programa “Vamos a turistear” -del ICT para los nacionales- incluye un esfuerzo del sector privado por promocionarse. Actualmente hay más de 300 alternativas de promociones y descuentos, un ejemplo a criterio de Segura, que hay voluntad por parte del sector privado por bajar precios.

Es claro en la diversidad de precios del mercado costarricense, considera que por más que un hotel con un valor de $800 la noche, por más que lo bajen a la mitad, no todo mundo va a poder. “Hay opciones para todos los bolsillos”.

Caturgua solicita suavizar las medidas

“El diálogo es constante -con la Cámara Turística de Guanacaste-, ellos han ofrecido mucho apoyo, pidieron al sector privado que asumieran parte de la responsabilidad del uso de playas, eso lo tomaron en cuenta para extender los horarios”, Enfatizó el Ministro.

Aclara que están trabajando en la mesa de diálogo, indica que uno de los problemas que se presenta con la pandemia, es que las decisiones tomadas no son perfectas, siempre alguien queda insatisfecho.

Exterioriza que prefiere tomar alguna medida a no tomar ninguna, aunque los avances sean graduales. “El diálogo entre Caturgua y el ICT es de varias veces por semana, es activo”.

Piensa que los horarios restrictivos en los encadenamientos como bares y restaurantes ligados al sector afectan, dice ser consiente de eso. Indica que de no existir la cantidad de casos por Covid-19 que se presentan diariamente, las decisiones podrían ser más rápidas.

Reflexiona que por el virus y hasta que este no desaparezca o se controle totalmente, la toma de decisiones seguirá condicionada.

Aplicación de los protocolos

En el universo de posibilidades existe el que se tenga que echar todo atrás, ilustra la situación de otros países que abrieron y por la no correcta aplicación de protocolos, tuvieron que cerrar todo.

Gustavo Segura le pide a Dios que eso no suceda en Costa Rica, hace un llamado al sector turístico en todos los ámbitos, para que apliquen los protocolos de manera exhaustiva, una conducta ejemplar, esto permitirá que se aplane la curva.

También pide a los costarricenses responsabilidad para que la pandemia no se salga de control.

Bono proteger

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), prestó 15 millones de dólares, los cuales deben ser aprobados por la Asamblea Legislativa. Esos dineros estarían destinados a las empresas que tienen Certificado para la Sostenibilidad Turística (CST) declaratoria turística, guías registrados o prestadores de transporte turístico en el ICT, para el pago de salarios.

Hay cinco mil empresas que pueden calificar para ese aporte, revela que hay tantas necesidades en las empresas que no alcanzará para aliviar las circunstancias, por lo que está trabajando en conseguir más ingresos no rembolsables.

“Se está trabajando con el fondo de avales, permite coparticipar con una empresa turística que necesite crédito, para ayudarle con la garantía de repago de ese crédito”, finalizó Gustavo Segura, ministro de Turismo.