Comerciantes liberianos piden exoneración por bajas ventas

Situación por Covid-19 es agobiante para el sector

Lidia María Cortés Nipote, presidenta del Concejo Municipal de Liberia.

Alex Martínez y Gustavo Solera

Propietarios de bares y restaurantes de Liberia, presentaron una propuesta al Concejo Municipal con el fin de que se les condone el pago de tributos municipales por las bajas ventas.

Se acogen al decreto publicado en la Gaceta #118 del 22 de mayo de 2020, se publicó un decreto ejecutivo (Ley 9848), este autoriza a las municipalidades establecer un periodo de morosidad y reducción en las cuotas de los patentados.

Daniel Martínez, representante legal de los comerciantes, indica que la municipalidad presentó el 6 de julio un plan de ayuda, mismo fue fuera de los 15 días permitidos por ley.

El documento presentado por la Comisión de Jurídicos de la municipalidad, establece que se da una ayuda por un trimestre y la reducción del 50 % de la cuota a los dueños de restaurantes.

El Gobierno Local, aduce que de no hacerlo así genera un desequilibrio para las arcas municipales al dejar de percibir esos ingresos. A la vez debe demostrarse que el costo operacional se vea perjudicado por medio de un estudio técnico. Algo que según Martínez no se realizó.

Jaime Mora, propietario de Bar Los Chaparros, comentó que viven una época muy difícil, con meses sin generar ingresos. “No queremos llegar a un arreglo de pago, queremos que se nos elimine ese cobro por estos meses” añadió.

Las patentes pueden ser congeladas según el artículo 68 del Código Municipal.

Martínez expresó que se está pidiendo cumplir requisitos para poder aspirar a un beneficio de morosidad, pero que la ley habla de alternativas o motivos de peso, no de requisitos.

En un principio la propuesta quedaba en firme el 13 de julio, pero el representante legal alega que la misma en poco o nada beneficia a los liberianos, ya que esta se aparta de los alcances de la Ley 9848.

Por ejemplo, elimina el cobro de recolección de basura, a pesar que no existe un criterio técnico que lo sustente, además la misma ley, le da contenido financiero para la prestación del servicio.

Mociones presentadas

El regidor Fernando Madrigal Morales presentó dos mociones para ayudar a los patentados. Una dirigida a crear una Comisión Especial Municipal que estudie la reactivación económica en el cantón y que esté representada por diferentes actores de la comunidad y otra para que se aplique la Ley.

La presidenta del Concejo Municipal liberiano, Lidia María Cortés Nipote indicó que están de manos atadas.

“Sé que el alcalde iba a hacer una reunión no solo con los bares, sino con el comercio en general, hay mucha incertidumbre, pero nosotros estamos de manos atadas, es una responsabilidad del alcalde si llegara a pasar algo, debemos seguir las directrices del Ministerio de Salud”, manifestó Cortés.

Henry Campos, coordinador de Hacienda de la Municipalidad de Liberia, indicó que tanto la comisión técnica y el plan de la moratoria se encuentra en estudio en asuntos jurídicos. “Todavía no está en firme. Está en la Comisión de Jurídicos, y está el plan de moratoria”. Añadió.

Manifiesta que la ley 9848 no hace excepción de cobros, a pesar que el artículo 7 de dicha norma si les da la opción a las municipalidades de utilizar el superávit para suplir algunas necesidades, obligación de los patentados.

El artículo 7 de dicha ley indica: De forma excepcional, las municipalidades y los concejos municipales de distrito estarán autorizados para que, durante los ejercicios presupuestarios 2020 y 2021, puedan utilizar los recursos de superávit libre y específico, producto del ejercicio presupuestario de los años 2019 y 2020, con el fin de garantizar la continuidad de los servicios municipales de agua, seguridad, gestión integral de residuos o cementerios, así como para gastos corrientes de administración general que requiera el municipio en atención a la disminución de sus ingresos por las consecuencias económicas de la pandemia; sin embargo, no podrán destinarse a la creación de nuevas plazas.