¿Qué la CCSS está en quiebra?

Lic. Augusto Silva Acevedo
Columnista

Por: Lic. Augusto Silva Acevedo.

Recuerdo la primera vez que se declaró en quiebra a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), ¡inverosímil!

Esta institución, que amamos los costarricenses tiene pocas probabilidades de padecer de quiebra económica, sí los que administran los recursos lo hacen apropiadamaente.

Los dineros de los costarricenses, en esa Institución, no pueden quedarse ociosos, sí ocurriera eso, sí se produciría un colapso, esos dineros deben ser invertidos, con el objetivo preciso de obtener mejores tasas de retorno en el flujo económico, que hay que cuidar metodológicamente.

Esta técnica de factibilidad en materia económica, es un indicador, científico que permitirá a los inversores, saber el valor del dinero en el tiempo.

La Caja de Seguros lo ha hecho muy bien, y con el flujo mensual de ingreso, que proviene de los trabajadores activos y que cotizan para este sistema, ¡nunca, óigase bien, nunca! Una institución de este calibre, puede quebrar.

Lo que ha ocurrido muchas veces en diferentes administraciones, es que el Gobierno central, se abusa con los dineros de los costarricenses, recursos, que administra la CCSS y los gasta en otras cosas.

La CCSS, no nos regala nada a los trabajadores que cotizamos mes a mes, para obtener a cambio asistencia médica y servicios farmacológicos, y de pensiones, cuando se llega a cierta edad. O se han originado problemas, que inhabilitan a un ciudadano, que ha prepagado para obtener estos beneficios.

Sí la CCSS, tiene precariedad económica, se debe a que se ha vuelto a abusar de esos recursos, que son sagrados, pues de ahí depende el futuro de salud de los costarricenses.

Dichos recursos no son públicos, son de propiedad privada; aunque la institución sea del Estado, los dineros pertenecen a cada uno de los trabajadores, que ha cotizado mes a mes, para nutrirla en la materia de salud.

Ocurren muchas cosas con el erario, que los costarricenses desconocen y que deberíamos cuidar mejor, para evitar los despilfarros de los gobiernos irresponsables.

No ha habido partido político en el Gobierno, que se haya endeudado más que el PAC, interna y externamente y los costarricense, nos hemos empobrecido al extremo, que ya no podemos continuar en esta fiesta de los políticos corruptos.